Noticias

Consejos para adaptar el baño para personas mayores o discapacitadas

baño adaptado para discapacitados

El baño es una habitación que necesita ciertas adaptaciones para que pueda ser utilizado por personas con problemas de movilidad o discapacidad.  No es necesario que realices una costosa reforma, tan sólo ten en cuenta estos consejos para adaptar tu baño y hacerlo cómodo y accesible

El Inodoro, importante la altura:

Una parte importante de un baño adaptado es el inodoro. Este debe tener de 45-50cm de altura, para poder realizar la transferencia desde la silla de ruedas o para facilitar la acción de levantarse-sentarse a personas con dificultades en la movilidad. Normalmente están a 40 cm por lo que resultan difíciles de utilizar, al estar muy bajos.

Para solventar esto utiliza un elevador de inodoro,  nos permite elevar la altura del inodoro sin necesidad de cambiarlo. Hay elevadores de 5, 10 ó 15 cm en función de la altura de la persona que lo va a utilizar. A mayor altura del inodoro menos esfuerzo con las rodillas y las caderas para sentarnos o levantarnos .

Es recomendable que el inodoro también disponga de barras de apoyo en los laterales, ancladas de forma firme para que el usuario pueda agarrarse con fuerza al levantarse o sentarse. Existen elevadores que ya traen incorporados brazos abatibles. En caso de fijar las barras a pared, se colocarán a 35 cm del eje del inodoro y a una altura entre 70 y 75 cm

Siempre que sea posible conviene dejar al menos a uno de los lados del inodoro un espacio libre mayor o igual a 75 cm., para situar la silla de ruedas y realizar el cambio de la silla al inodoro sin tener que salvar diferentes alturas.

Para adaptar el baño tendremos también en cuenta el mecanismo de accionamiento de la cisterna permitirá su uso a personas con problemas de movilidad en las manos, bien mediante pulsador de gran superficie o palanca.

elevador de inodoro
asideros para inodoro
asideros para ducha
asiento para bañera

La bañera/ducha, vamos a evitar las caídas:

El acceso a la bañera es un factor básico a la hora de adaptar un baño ya que este área conlleva grandes dificultades para personas con movilidad reducida. Existen elementos que pueden ayudarnos a entrar/salir de forma cómoda y segura: son asientos giratorios para bañera o tablas de bañera.  Con estas ayudas el acceso y salida a la zona de baño se realizará desde la posición de sentado, con lo que minimizamos el esfuerzo y evitaremos resbalones y accidentes.

La ducha deberá tener unas dimensiones suficientes para facilitar el apoyo de un asistente y no debe tener bordes para facilitar el acceso a la misma con una silla de ruedas. Para evitar cambiar el plato de ducha completo, en caso de que no tenga estas características, existe un sistema de pequeñas rampas que nos permiten adaptar la ducha para el acceso a la misma con una silla de ruedas

El suelo debe ser antideslizante, así como en el acceso de la bañera, existen productos que pueden aplicarse a las superficies de ducha y bañera y hacen que estas sean antideslizante para evitar accidentes. Una pequeña botella de spray antideslizante, que podemos aplicar nosotros mismos convertirá nuestra ducha o bañera en una superficie segura y antideslizante.

La grifería debe ser alcanzable desde la posición de sentado así como desde el exterior del recinto de la ducha.

Tanto en bañera como en ducha se deben instalar barras asideras, que facilitan los movimientos y ayudan a  que  puedan realizarse de forma segura. Las barras deben ser preferentemente estriadas o con muescas, para que no escurran aunque la mano esté enjabonada.

El lavabo, cómodo y sin obstáculos:

Es conveniente que el lavabo no tenga pie, ni mueble en la zona inferior  que impida el acercamiento al mismo con una silla de ruedas o realizar maniobras dentro del baño. Existen asideros específicos para la zona de lavabo

El grifo tendrá un accionamiento fácil mediante presión o palanca.

El espejo tendrá una altura y dimensiones que permitan que una persona sentada pueda verse en él. Existen también espejos abatibles para facilitar el uso indistinto. Asegúrese de que la iluminación dentro del aseo sea suficiente,esto también evita accidentes.

En el suelo del baño al igual que la ducha o bañera conviene aplicar un tratamiento antideslizante, para evitar caídas y resbalones. Es una zona que siempre está más húmeda

Lavabo adaptado

En Tutiendaortopedia.com podemos ayudarte para que tu baño sea un lugar más seguro y adaptado a vuestras necesidades. Visita nuestra página o llámanos para que te asesoremos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *